Historia

La historia de bhsl ha estado siempre marcada por el espíritu emprendedor y la imaginación.

Jack O’Connor, el fundador de bhsl, procede de la industria avícola y fue propietario y gestor de su propia granja. Ya entonces soñaba con encontrar la solución para los crecientes desafíos a que se enfrenta la industria avícola en sus metodologías de funcionamiento: la gestión y el coste de eliminación de los desechos, los factores de regulación y medioambientales y los bajos márgenes, sumados a la alta dependencia energética.

Después de 10 años de pruebas con prototipos, se diseñó una solución fiable capaz de convertir en calor los desechos de la industria avícola mediante una versión adaptada para uso in situ del sistema de combustión en lecho fluido, habitual en las centrales de generación de energía de grandes dimensiones.

En colaboración con el departamento de agricultura, la agencia de protección del medio ambiente y otros organismos reguladores de Irlanda, la empresa se centró en la necesidad de eliminar los desechos de un manera moderna y sostenible, hasta obtener en abril de 2008 la licencia para utilizar desechos avícolas (gallinaza) en un sistema de lecho fluido.

En 2008 Richard Hayes accedió a la presidencia de bhsl, mientras Declan O’Connor, el hermano de Jack, asumía la dirección ejecutiva.

En enero de 2009 se puso en funcionamiento la primera planta comercial en Kinsale, condado de Cork. Se trata de un sistema FBC200 capaz de procesar 2 toneladas de gallinaza al día y generar 200 kWth para 2 gallineros con 35.000 aves cada uno. La mejora en el bienestar de las aves y el rendimiento de la planta convenció a bhsl de que el sistema no sólo era más sostenible, sino que proporcionaba un entorno más limpio y saludable para la cría de pollos.

En septiembre de 2010, gracias al apoyo y a la iniciativa de Stephen Hay, la mayor empresa avicultora privada del Reino Unido, bhsl puso en marcha una planta en Gran Bretaña, seguida de una instalación en Uphouse Farm, la granja de Nigel Joice, en mayo de 2011.

Poco después Nigel Joice fue galardonado con el prestigioso premio al granjero del año 2011 de Farmers Weekly.

Además de las instalaciones existentes en Irlanda y Reino Unido, bhsl ha realizado un ensayo de generación eléctrica y ha puesto en marcha procesos de fabricación en Europa y Corea del Sur.

La tecnología de bhsl tiene proyección mundial y existen signos crecientes de interés en Europa, Asia, África y América.

Leer las últimas noticias